Contiene más de 100 millones de neuronas, es nuestro segundo cerebro: el intestino. 

“Siento mariposas en el estómago” ,  “tengo un nudo en el estómago”, ¿Te suena?

Las emociones se sienten en el estómago, en nuestro intestino, donde tenemos un segundo cerebro llamado científicamente “sistema nervioso entérico”; aunque también lo llaman “mini cerebro”, o “cerebro digestivo”.

En él se hallan  millones de células nerviosas, (número semejante al que se encuentra en la médula espinal) y realiza el proceso de digestión de manera independiente al cerebro.

Junto con el sistema inmune, nuestro segundo cerebro actúa para defender nuestro organismo, de ahí la importancia de tener un intestino FELIZ, SANO Y LIMPIO. La flora intestinal influye totalmente en el segundo cerebro.

El intestino y nuestro estado de ánimo

El sistema nervioso entérico produce y almacena neurotransmisores responsables de nuestro estado de ánimo:  más del 90% de la serotonina (hormona de la “felicidad”) y el 50% de la dopamina de nuestro organismo.

Algunos consejos dietéticos para mantener FELIZ nuestro SEGUNDO CEREBRO:

Prueba a cambiar varios hábitos de forma paulatina para cuidar tu flora intestinal y comprobarás como se manifiesta en tu salud no sólo física, sino también mental.

Te doy algunas pautas básicas:

  1. Suprime  el azúcar, las harinas refinadas, bollería industrial, refrescos industriales y los alimentos procesados.  También estaría recomendado reducir el gluten y variar cereales con gluten con aquellos que carecen como el arroz, teff, trigo sarraceno o mijo, legumbres.
  1. Come más verde, de origen biológico y variedad de verduras de colores. fibra, vitaminas y minerales biodisponibles como base de nuestra alimentación ¡a partir de las maravillosa verduras! Hidrátete con agua mineral, filtrada o de manantial, además de ricas frutas :D
  1. Elige las buenas grasas. Sí, la grasa es necesaria , recuerda que es esencial tomar aceite de primera presión, pero también puedes optar por  frutos como el aguacate y coco, los frutos secos y las semillas.
  1. Toma una pequeña cantidad de probióticos naturales (lo contrario de antibiótico), como kéfir, pickles o fermentados o los vegetales encurtidos. Elige aquellos que no estén pasteurizados. También puedes hacer fermentados en tu casa, muy fácil de hacer, como el famoso chucrut o la col fermentada.
  1. ¡A las ricas especias! Menos salero y mas especiero. Prueba  con la cúrcuma, jengibre, mostaza, pimienta negra … el mundo de las especias y hierbas medicinales es grandioso. Aporta un sabor diferente a tus platos, poténcialos (sí, cocinar y comer limpio no quiere decir comer comida de hospital!!)
  1. La calidad importa. Mejor que sean ingredientes bio, especialmente, si comes  carne, huevos y lácteos , ya que son los alimentos más contaminados por antibióticos y hormonas sintéticas.
  1. Mastica, mastica, mastica. Alimentación consciente en cada bocado.  Porque la digestión comienza en la boca.

¿y tú, como cuidas tu salud intestinal?

Para saber más:

documental (con la aportación de la Medicina Tradicional China a partir de la acupuntura abdominal coexistiendo con la medicina convencional, microbioma y más sobre su investigación)

– Galland L. The gut microbiome and the brain. J Med Food. 2014 Dec; 17(12):1261-72. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4259177/

– Dash S, Clarke G, Berk M, Jacka FN. The gut microbiome and diet in psychiatry: focus on depression. Curr Opin Psychiatry. 2015 Jan; 28(1):1-6.

– Moloney RD, Desbonnet L, Clarke G, Dinan TG, Cryan JF. The microbiome: stress, health and disease. Mamm Genome. 2014 Feb; 25(1-2):49-74. Epub 2013 Nov 27. http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs00335-013-9488-5

libros en español:

https://www.amazon.es/El-Segundo-Cerebro-Cuerpo-Salud/dp/8449330548

https://www.amazon.es/Inteligencia-digestiva-holistica-segundo-Psicolog%C3%ADa-ebook/dp/B0064X2SGG