En vacaciones parece que muchas personas quieren desconectarse de sus autocuidados y yo soy la primera que piensa que el verano está para disfrutarlo y olvidarnos de los kilos. Pero sin descuidar nuestro hábitos y salud. Basta con que sigas algunas de las pautas de tu dietista-nutricionista y, si no tienes, no te preocupes que estos recursos te harán disfrutar de la comida y el verano

1.Come comida real.

Está muy bien salir, tener vida social y tapear, claro que sí. Pero cada vez tenemos más recursos fuera de casa para comer todo aquello que “nuestra bisabuela pudiera reconocer”, comida real. Procura que en tu casa de vacaciones tengas siempre comida de mercado, fruta y verdura fresca o congelada, conservas y verdura congelada por si las moscas, incluso algún procesado sano como gazpachos comerciales.

2. Hidrátate entre horas.

Que no falte el agua mineral. Evita refrescos, azucarados o edulcorados y alcohol.

Puedes alternar con infusiones frías. El té Matcha con hielo es todo un descubrimiento, además estarás combatiendo los radicales libres gracias a sus propiedades antioxidantes.

3. Viva la fruta y verdura de temporada

Recuerda que frutas como la sandia y el melón, son muy refrescantes, saciantes, desintoxicantes y diuréticas. No deseches sus magnificas pepitas, son ricas en magnesio, un mineral cada vez más en depleción.

4. ¿Cambios de horarios?

Puedes aprovechar para hacer un ayuno intermitente. O bien, si te levantas tarde, opta por un brunch, sienta de maravilla y así das un respiro a tu organismo.

5. Más hierbas aromáticas y menos sal.

Me encanta usar hierbas frescas en todo tipo de platos. Para las verduras la albahaca, perejil, eneldo, orégano, romero… Así le das un toque diferente a los alimentos, añades propiedades digestivas y disminuyes el consumo de sal.

6. No cuentes calorías.

Combina los alimentos como mejor te sienten, si tienes molestias digestivas, hinchazón abdominal o picos de glucemia contacta conmigo para personalizar tus pauta adecuadas.

7. Picoteos permitidos sanos.

Elige bien los picoteos, tenemos muchas tentaciones a nuestro alrededor en las terrazas.

Mis snacks y picoteos preferidos en bares: olivas, pepinillos, cebolletas, gildas, almendras tostadas, champiñones, brochetas de verduras con hummus, pimientos asados o rellenos, zumo de tomate o gazpacho.

Si llevas una alimentación onmívora o flexivegetariana puedes recurrir a boquerones en vinagre, tabla de jamón, mejillones, picadillo de encurtidos y berberechos, pulpo, almejas…

8. Elige bien tus salsas.

Ojo con las mayonesas, salsa brava, tártara etc…¿ por qué no probar por un fresquito y delicioso guacamole? ¿paté vegetal ? ¿hummus? o…¿la clásica salsa verde?

9. Las ensaladas saciantes y “quitahambre”.

Come una ración de ensalada como primer plato si tienes “ansiedad” o comes demasiado rápido. Además aportarás una buena ración de fibra, vitaminas y clorofila a tu cuerpo.

Añadir alimentos frescos y crujientes en cada comida hace que ésta aumente su poder estimulantes y satisfaga más.

10. Bye Bye azúcar.

Si cambiaste tus hábitos y eliminaste este veneno blanco de tu alimentación ¡Enhorabuea! y si no…¿ A qué esperas? Yo te ayudo 

11. ¡Peligro!: helados y granizados

Tardas 2 minutos en hacer un helado casero, saciante, rico y muy saludable

Mira esta idea de helado de melocotón, ¡en casa nos encanta!

 

Más videos como este en mi Canal de Youtube

12. ¿Barbacoa?

Es gratificante quedar con los amigos o familia y organizar un picnic o barbacoa. Para aligerarla y hacerla refrescante, puedes preparar una brochetas de cherries, pimiento, endivia y tofu, llevar cebolletas y encurtidos, trozos de piña y sandía y patés vegetales con palitos de verdura y crackers integrales.

Espero que te sirvan estos tips para el verano. Ante todo, ¡te deseo un feliz disfrute, descanso y a recargar de la energía del sol y naturaleza!

un abrazo

Leire Piriz♥